Hospital Dr. Alfonso Espínola

Las Piedras, 20 de Junio de 2005

Ante la presencia de numeroso público, el 20 de julio próximo pasado, en cumplimiento de la ley 17875 promulgada por el Poder Ejecutivo el 17 de junio del 2005, se efectuó el acto oficial de denominación del Hospital de Las Piedras con el nombre del Dr. Alfonso Espínola. Participaron autoridades nacionales, encabezadas por la Ministra de Salud Pública, Dra. Maria Julia Muñoz; autoridades departamentales, presididas por el Intendente Municipal de Canelones Dr. Marcos Carámbula y directivos de la Asociación Histórica de Las Piedras “8 de marzo de 1744”, entidad impulsora de tal denominación, encabezados por su Presidente el Escribano Hebert Rossi Pasina; y autoridades de la Cámara de Comercio Uruguay-Canarias. Como estaba previsto, el acto dio comienzo a la hora 10: 00 con palabras de bienvenida de la Directora del Hospital, Dra.Estella Flores, luego, el Presidente de la Asociación Histórica de las Piedras. Esc. Hebert A. Rossi Pasina, hizo una semblanza del Dr. Alfonso Espínola, resaltando su pasaje por Las Piedras, y cerrando el acto, la Ministra de Salud Pública, Dra. María Julia Muñoz, quien resaltó lo oportuno del homenaje al Dr. Espínola, al cumplirse 100 años de su fallecimiento .

Nominación del Hospital de Las Piedras “Dr. Alfonso Espínola” 20 de Julio de 2005 Palabras pronunciadas por el Presidente de la Asociación Histórica de Las Piedras “8 de marzo de 1744” Escribano Hebert A. Rossi Pasina “La Asoc. Histórica de las Piedras ” 8 de marzo de 1744″ de acuerdo a los fines para los cuales fue creada, de rescatar de su olvido las actividades de quienes en el pasado brindaron sus esfuerzo en bien de la comunidad, para el conocimiento de las futuras generaciones. Consideró oportuno que el Hospital de Las Piedras se nominara con el nombre de un médico, eligiendo al DR. ALFONSO ESPÍNOLA, por ser el primero que se instaló en nuestra ciudad. Con el apoyo de los representantes nacionales de todos los partidos políticos, especialmente los del Dpto. de Canelones, en el año 2002, se presentó el Proyecto de Ley que viabilizaba dicha iniciativa .

Cumplido los trámites legislativos, el P.E. lo sanciona por Ley Nº 17875 del 17 de junio del 2005 .

El DR. ALFONSO. ESPÍNOLA nació en Villa Teguise, en la Isla de Lanzarote, del Archipiélago de Canarias, el 24 de Diciembre de 1845 .

Se graduó de médico en la Facultad de Medicina de Cádiz, destacándose entre sus compañeros por su talento, al extremo de haber sido llamado a consulta por sus profesores, siguiendo éstos, muchas veces, sus concejos con éxito. Tenía un ojo clínico como pocos, y en los casos graves sabía encontrar la solución del problema para evitar un fallecido más. Durante varios años ejerce como médico en su ciudad natal, pero pronto siente la incomodidad de aquél ambiente, por sus ideales republicanos. Decidido a emigrar, llega a Montevideo el 3 de Junio de 1878. La admiración que le profesaba varios de sus colegas de la Facultad de Cádiz, ya radicado en nuestro país, le permitió ejercer con singular éxito. A los pocos meses de su arribo y ante el asombro de colegas y enfermos, expresa, ” AQUÍ NO HAGO FALTA, YA HAY MUCHO MÉDICOS, ME IRÉ A LAS PIEDRAS, QUE NO TIENE NINGUNO” y durante cuatro años se desempeña con ejemplar generosidad, dedicación y eficacia, en su insigne labor. En el año 1881 una violenta epidemia de viruela asoló la población de la entonces Villa San Isidro de Las Piedras, como único médico la enfrentó con heroica dedicación, salvando incontables vidas con un tratamiento que no dejaba secuelas a los enfermos. Para estar cerca de los mismos, se instaló durante 15 días y 15 noches a pocos metros de la plaza, bajo unas higueras. Era común verlo caminar por las calles comiendo un pedazo de pan y queso adquiridos en algún almacén, que quedaba a su paso, para no demorarse en llegar al lecho de sus enfermos. Cuando se entera que dos médicos jóvenes desean instalarse en Las Piedras, pero temían no tener clientela, por la fama de Espínola, éste, toma la decisión de trasladarse con su familia a la ciudad de San José. Los pedrenses, creyendo que su alejamiento era por problemas económicos, le ofrecen una importante suma mensual que no aceptó. En la ciudad de San José desarrolló su labor de médico con el altruismo de siempre, llegando a alojar enfermos en su propia casa, cuando no había lugar en el Hospital. Con el Dr. Jaime Garán, funda un laboratorio microbiológico antirrábico “Dr. Ferrán”, el primeo en Sudamérica, lo que le valió estar en estrecha comunicación con Luis Pasteur, del cual llegó a ser un dilecto amigo. En el folleto biográfico escrito por Vicente Salaberry, en oportunidad en que la Junta Honoraria Forestal le consagró al Dr. Espínola, en el Prado el ÁRBOL DE LA ABNEGACIÓN, tituló unos de los capítulos “Médico Desposado Con La Pobreza” y señalaba que pasaba horas y más horas junto al lecho de sus semejantes pobres o ricos y no sólo no cobraba o cobraba poco sino que muchas veces lo que cobraba lo daba. Cuando algún familiar o amigo le echaba en cara que se diese al trabajo profesional, tan sin limitación y tanta generosidad, Espínola respondía “SI USTEDES VIERAN LO QUE YO VEO, PROCEDERÍAN DE IGUAL MODO”. El Dr. Espínola si bien se dio por entero a la medicina, también se dio a la enseñanza, tanto en Las Piedras como en San José .

Dio clases de Historia, Historia Natural, e idiomas, en las escuelas de segundo grado. Era tan vasta su cultura que aún enseñaba más materias que en las escuelas y en las noches estrelladas, en la Plaza de nuestra ciudad, explicaba Astronomía. Además tenía afición por la música, tocaba el violón, la guitarra, el piano y la flauta. Espínola era un orador vibrante. que en sus arengas despertaba el entusiasmo del auditorio, cuentan las crónicas que en San José, un 14 de Julio se le oyó improvisando con un conocimiento de la Revolución Francesa, digno de un generoso espíritu liberal que lo arrancara de su patria. La Asociación Histórica de las Piedras, cuando optó por el nombre del DR .

ALFONSO. ESPÍNOLA, para la designación de este Hospital, considerábamos que estábamos homenajeando en él, a todos los médicos que hasta el presente han ejercido su profesión en nuestra ciudad, dejando en todas la épocas, la impronta de su abnegada y generosa labor con sus enfermos. Además, varios de ellos fueron actores directos de obras de valiosos servicios a la comunidad y ejercieron honorariamente la docencia en los institutos de enseñanza de nuestra ciudad. Finalmente expresamos, que hace 100 años, el 20 de Julio de 1905, pasó al sueño eterno con una expresión serena en su rostro ALFONSO. ESPÍNOLA, conmoviendo a los habitantes de la ciudad de San José, quienes lo acompañaron hasta su última morada. Consideramos que hoy al cumplirse el centenario de su muerte, es el día adecuado para realizar un homenaje al DR. ALFONSO. ESPÍNOLA Oficializando la designación de este Hospital, con su nombre” .

Hospital Dr. Alfonso Espínola - Autoridades

Hospital Dr. Alfonso Espíndola - Descubriemiento de Placa

Hospital Dr. Alfonso Espínola - Placa

Hospital Dr. Alfonso Espínola - Público